Celada del Camino

SEDE
ELECTR√ďNICA

Todos sus tr√°mites
online
a solo un click

Usted está aquí

Informaci√≥n general, Cat√°logo de tr√°mites y Carpeta Ciudadana Todos sus tr√°mites OnLine durante las 24h del d√≠a, los 365 d√≠as del a√Īo.

Presidente EEUU John Adams

Presidente EEUU John Adams

Un presidente de EEUU en Celada de Camino  - Burgos-

 

John Adams, uno de los ‚Äúpadres‚ÄĚ de la patria norteamericana, firmante de la Declaraci√≥n de la Independencia y segundo presidente de la historia de ese pa√≠s 04 de Marzo de 1797 - 04 de Marzo de 1801; considerado como uno de los padres fundadores de los EE.UU, visit√≥ Burgos en 1780 y anot√≥ sus vivencias en un diario.-

No es que viajara de inc√≥gnito, pero es que en aquella Espa√Īa oscura y analfabeta cualquier viajero pasaba desapercibido, aunque √©ste fuese uno de los hombres m√°s fuertes y cofundador de los Estados Unidos de Am√©rica, John Adams no era un pol√≠tico cualquiera cuando lleg√≥ a Espa√Īa en el mes de diciembre de 1779: mano derecha del presidente George Washington, fue uno de los "padres" de la Declaraci√≥n de Independencia y con el encargo de establecer unos y otros lazos en Europa, desembarc√≥ Adams en el puerto de El Ferrol. Quiso arribar en Espa√Īa para empaparse de la cultura de un pa√≠s cuyo glorioso e imperial pasado admiraba; adem√°s, su viaje entra√Īaba otro af√°n: conocer cuantas constituciones y leyes pudiera porque todav√≠a estaba por dise√Īarse la carta magna (que se aprobar√≠a en 1787) del pa√≠s al que representaba.

Hombre inteligente, estudioso y culto, Adams se hab√≠a hecho con una Gram√°tica espa√Īola que se estudi√≥ durante la traves√≠a para poder entenderse siquiera m√≠nimamente cuando llegara al reino de Carlos III, el monarca espa√Īol m√°s notable de su siglo. Lleg√≥ a Burgos el 11 de enero de 1780. Como anot√≥ en su diario √©l y sus acompa√Īantes padecieron las cuatro leguas que separa Celada del Camino de la capital castellana ¬ęla niebla, la lluvia y la nieve¬Ľ. Para decepci√≥n de la comitiva, la posada en la que se alojaron -¬ęla mejor de la ciudad, seg√ļn me ha informado mi sirviente, que ha visitado todas¬Ľ- no ten√≠a chimenea, por lo que tuvieron que calentarse con un poco de carb√≥n en un improvisado brasero.

Las inclementes condiciones meteorol√≥gicas (¬ęvamos estornudando y tosiendo, y m√°s parece que deber√≠amos ir a un hospital que seguir camino¬Ľ) no arredraron al pol√≠tico de Massachussets, que se lanz√≥ a recorrer la ciudad con una curiosidad impropia en un viajero de la √©poca. La catedral fue su primera parada. Las admiradas descripciones que de ella hizo en su diario delatan su pasi√≥n y su vasto conocimiento por el arte europeo. ¬ęEs la m√°s grande que he visto nunca¬Ľ, escribi√≥. Destac√≥ asimismo las impresionantes capillas que circundan el altar, as√≠ como los relieves de la girola, la majestuosidad del cimborrio...

Apunt√≥ tambi√©n en su diario las interesantes ruinas del castillo sobre el cerro, los puentes del Arlanz√≥n, as√≠ como la gran cantidad de iglesias y monasterios de la ciudad blanca y heladora, que no pudo visitar en su totalidad por ¬ęel poco tiempo de que dispuse¬Ľ pero que anot√≥ con detalle en su diario: 33 centros religiosos divididos en 15 parroquias, 10 conventos de monjas y 8 de frailes.

Qued√≥ tan entusiasmado que no dud√≥ en recoger de esta manera su experiencia en Burgos despu√©s de m√°s de 25 a√Īos viajando por diferentes pa√≠ses. ¬ęA menudo he sido objeto de severas pruebas, grandes dificultades, fr√≠o, humedad, fatiga, falta de descanso y de sue√Īo, mala alimentaci√≥n, pero nunca hab√≠a experimentado nada parecido¬Ľ. Sin embargo, las condiciones climatol√≥gicas hicieron mella en los viajeros, hasta el punto de que el propio Adams dud√≥ entre seguir o quedarse.

Scroll top